Chocolateros que han hecho historia

Chocolateros que han hecho historia

El mundo de la gastronomía está lleno de afamados chocolateros que le han sacado provecho a las delicias que ofrece el cacao. Por eso hoy les haremos un homenaje recordando sus grandes aportes, algunos fueron destacados fabricantes que han quedado para siempre en la historia, otros son afamados maestros chocolateros que hasta el día de hoy siguen haciendo historia. En el fondo, todos tienen en común que deleitan agradecidos paladares hasta el día de hoy.

Jean Tobler

Jean Tobler comenzó su carrera como chocolatero trabajando en una repostería en Suiza, donde hacia chocolate con insumos de distribuidores. Pronto empezó a cosechar mucho éxito y decidió abrir su propia fábrica con Theodor Tobler, su hija. La Fabrique de Chocolat Berne, Tobler & Cia, quedó en manos de Theodor en 1990. 

Luego, en 1908 Theodor Tobler y su primo Emil Baumann inventaron el que puede ser el producto suizo de mayor fama en la historia, la barra Toblerone. La barra recibió este nombre por el juego de palabras con el apellido Tobler y torrone, Turrón en italiano. Este afamado chocolate comercial, pero de una tradición de más de 110 años puso en la historia del chocolate a los Tobler.

Mary See

Nacida como Mary Wiseman en Canadá, se casó con Alexander See a los 20 años. Fueron padres de tres hijos: Charles, May y Bertha, y dirigieron un hotel juntos. Al tiempo que ayudaba en la administración del hotel, Mary inventó sus propias recetas caseras. Después del fallecimiento de Alexander en 1919, su hijo Charles la invitó a trasladarse a la calurosa California con él y su esposa. El joven emprendedor planeaba empezar su propia fábrica de chocolates.

Buscando una imagen de sencillez y cocina tradicional como la de su madre Mary, fundó en Los Ángeles en 1921, See´s Candies. Compañía dedicada a la fabricación y distribución de especialidades del chocolate. Su sede central se encuentra en San Francisco y cuenta con centrales de producción en Los Ángeles.

Jhon Cadbury

Siendo joven, en 1824 abrió un negocio en Inglaterra. En su local vendía café, té, cacao y chocolate para taza. Pronto su marca se convirtió en un nombre muy reconocido y dejó de producir té, para enfocarse en el chocolate. Su negocio sería heredado por sus hijos George y Richard, que apenas superaban los 20 años.

Los hermanos Cadbury empezaron a elaborar una variedad de delicioso productos novedosos para la época como pistachos, bombones, avellanas, caramelos y barras cubiertas de nougat, todo gracias a la colaboración que les prestó el famoso chocolatero Frederic Kinchelman. Uno de sus productos más novedosos fue el primer huevo de pascua en 1985. Luego en 1987 tendrían otra novedad, el primer chocolate con leche. Este, según se cuenta, tenía un gusto muy diferente al actual. Se elaboraba con pasta en polvo, azúcar, masa de cacao y manteca de cacao, rápidamente se convertiría en un éxito. 

Dominic Ghirardelli

Heredó de su padre la tradición chocolatera cuando fue aprendiz antes de emigrar a Sudamérica desde su natal Italia en 1837. Después de fracasar en su intento de hacerse rico durante la fiebre del oro, trabajó nuevamente como maestro chocolatero.

En 1852 estableció la Ghirardelli Chocolate Company en San Francisco, donde su negocio era la chocolatería de mayor éxito en la ciudad. En 1865, un trabajador de Ghirardelli descubrió que al colgar una bolsa de granos de cacao molidos en una habitación tibia, se separaba la manteca de cacao, dejando un residuo para hacer chocolate en polvo. El llamado “Proceso Broma”, es desde entonces el método más utilizado para producir chocolate. Manifestándose así el gran aporte de este italiano a la fabricación del manjar.

Philippe Suchard

Otro aporte suizo a la historia del chocolate, con este afamado chocolatero reconocido como uno de los maestros de más éxito. Fundó la chocolatera Suchard, una de las principales compañías del sector. Suchard tuvo algunas dificultades para surgir por los altos precios del chocolate en el siglo XIX, lo que era un obstáculo para sus ventas. 

Esto cambió cuando en 1842 el rey de Prusia, Federico Guillermo IV, le hizo un importante pedido. De esta importante encargo no sólo obtuvo prestigio y popularidad, también obtuvo buenos recursos que serían clave para sacar adelante su industria chocolatera que llegaría a ser de renombre y galardonada. Esto le permitió ser la primera chocolatera suiza con filial fuera del país, en su caso al sur de Alemania. 

Paul A. Young

Este galardonado maestro chocolatero hace parte de la generación moderna de chocolateros. Recibe grandes elogios por la creatividad y maestría que demuestra en la elaboración del chocolate. El fue uno de los chocolateros ingleses parte de la revolución del chocolate en Londres hace 15 años. Desde allí, los ciudadanos de la capital británica han resaltado por su gran pasión por el chocolate de alta calidad.

Uno de los grandes exponentes de su creatividad y talento culinario es su especialidad, los brownies de chocolate negro con sal marina y nueces acarameladas, que es capaz de cautivar a críticos y a amantes del chocolate.

William Harcourt-Cooze

Otro empresario y chocolatero britanico, saltó a la fama después de que en 2008 fuera emitido el documental Willie’s Wonky Chocolate Factory, juego de palabras con su nombre y el famoso chocolatero de la ficción Willy Wonka. En el programa se retrataban los esfuerzos de Harcourt-Cooze por cultivar, fabricar y distribuir una barra de 100% cacao desde una hacienda de su propiedad en venezuela, hasta el Reino Unido. Este producto recibe el nombre de Venezuelan Black -100% cacao.

Después de su fama televisiva ha seguido produciendo su “barra” de chocolate puro sin azúcar añadido, que en realidad es un cilindro. También ha empezado a producir barras convencionales con cacao de excelente calidad proveniente de granos colombianos y peruanos. Su fama no es para menos, pues es el primer empresario británico después Cadbury, que también aparece en nuestra lista, en estar en control de toda la cadena de producción del chocolate, desde el grano hasta la barra.

José Ramón Castillo

Los conocidos y queridos sabores y colores de la cultura mexicana son retratados de manera magistral gracias a las creaciones del popular chef, José Ramón Castillo. En su propuesta de confitería elabora artesanalmente, bombones y trufas rellenos con revolucionarios sabores. Los más destacados son el de maracuyá, limón y chia, tamarindo con chapulín, jamaica, mezcal, naranja con sal de gusano, guanábana, chile, entre muchos otros.

Tal es la calidad de sus preparaciones, que el Club des Croqueurs de Chocolat lo ha seleccionado en múltiples ocasiones como uno de los mejores chocolateros del mundo, convirtiéndose así en el único mexicano en contar con esta prestigiosa mención. Incluso está presente en Bogotá, con Factor Cacao, un centro de chocolatería especial en el que combina los elementos tradicionales de Colombia con toques mexicanos para crear chocolates únicos, lo que lo ha caracterizado durante su carrera.

Stephane Bonnat

Es el encargado de la chocolatería más longeva del mundo, con 125 de tradición. Chocolat Bonnat es una gran muestra de las chocolaterías francesas de alta calidad, pues hace su propio chocolate del grano hasta la barra. Además, trabaja directamente con los cultivadores de cacao en diferentes países del mundo  a quienes asesora para la sostenibilidad y rentabilidad de sus plantaciones.

Es reconocida por considerar indispensable para la maestría de su profesión el origen y la calidad de los granos de cacao. A los 17 años visitó su primera plantación y aprendió todo sobre el cultivo de cacao con campesinos sudamericano. Viajó a través de Europa para aprender con los mejores, pero también aprendió las técnicas únicas de la familia Bonnat en el laboratorio familiar.

Patrick Roger

Este francés es un reconocido artista chocolatero, de quien ya habíamos hablado en otro artículo. Tiene un museo y una tienda en París, en el recorrido por su obra encontrarás esculturas elaboradas con este delicioso ingrediente e incluso podrás adquirir réplicas a escala, que no sólo deleitarán tu boca, también tus ojos. Desde pingüinos, hasta orangutanes o esculturas más abstractas. 

La obra de Roger goza de gran reconocimiento y es un destino obligado en la ciudad luz. Hace apenas días estuvo en todas las noticias por su pintoresca conmemoración del 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín. Muy a su estilo derribó con un martillo una réplica del muro hecha de 200 kilos de Chocolate. Después de derribar el dulce muro frente a su chocolatería, distribuyó los pedazos a los transeúntes.

Patrice Chapon

El Chef chocolatero Patrice Chapon es la persona que dirige apasionadamente la empresa francesa Chapon Chocolatier especializada en cacao de origen y productos de altísimo calidad.

A la edad de 7 años, Patrice Chapon acompañaba a su padre, vendedor de vinos, recorriendo restaurantes de todo París. Su padre lo llevó de cocinero en diversos restaurantes hasta inclinarse finalmente por la pastelería. Después de varias experiencias, en 1985, Patrice Chapon crea sus primeros chocolates en el sótano de la casa familiar a la edad de 24 años; chocolates originales y atípicos, que elaboraba para venderlos en cafeterías. 

Más tarde, Patrice Chapon ante las peticiones de sus clientes, abre en 1993 su taller, una salida para la venta directa. Ya en el 2016 Chapon Chocolatier logra tener cuatro tiendas: dos en París, una en Neully y el cuartel general mucho más grande en Chelles.

Maurice Bernachon

Bernachon comenzó su aprendizaje como pastelero en Pont-de-Beauvoisin a los 12 años de edad. En 1975 realiza la creación de un pastel para celebrar la admisión a la Liga de Honor Francesa de Paul Bocuse, presidente de Francia Valéry Giscard d’Estaing, un pastel que lo hizo famoso.

Fue uno de los pocos chocolateros franceses que fabricaría completamente su propio chocolate a partir de cacao crudo, importado de Venezuela, Colombia, Brasil y Guinea Ecuatorial.

Se retiró en 1997, dejando la gestión de su negocio de chocolate a su hijo Jean-Jacques (1944-2010), esposo de Françoise, la hija de Paul Bocuse.

Actualmente, el negocio está dirigido por Philippe y Stéphanie Bernachon, hijos de Françoise y Jean-Jacques.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

error: Content is protected !!